fbpx

El trabajo vocal en el Metodo DMI

¿Por qué y Para qué trabajar con la voz?

La voz es la manifestación más pura y directa que tenemos los seres humanos para comunicarnos, expresarnos y presentarnos frente a los demás. Una garganta cerrada y un cuello rígido bloquean el paso de cualquier tipo de emoción.

Explorar la voz, tanto hablada como cantada, adquiriendo durante el proceso de entrenamiento, el hábito necesario para cuidarla, entenderla y aceptarla, es un acto puro de amor hacia uno mismo.

La voz como medio de aprendizaje y herramienta de  gran importancia en la educación:

El uso de la voz, tanto  cantada como hablada,  es una herramienta poderosa tanto para enseñar, como para aprender.

La voz cantada tiene la capacidad de conectar emocionalmente con las personas, lo que la convierte en una excelente herramienta para el autoconocimiento. Además, la voz cantada ayuda a desarrollar el lenguaje, la coordinación motora, la memoria, la concentración y la creatividad.

Mediante la combinación de la melodía y el ritmo, el trabajo vocal, orientado y guiado por un profesional,  contribuye a que las personas aprendan vocabulario y pronunciación, por ejemplo.

Trabajar la  voz cantada también ayuda a desarrollar la memoria. Todo este trabajo, tiene un efecto positivo sobre el cerebro y ayuda a mejorar nuestro estado anímico en general  de manera global.

Trabajar con nuestra voz, nos ayuda a centrarnos en el momento presente, y ampliar nuestra capacidad para respirar conscientemente.

Trabajar con nuestra voz, nos ayuda a centrarnos en el momento presente, y ampliar nuestra capacidad para respirar conscientemente.

Por último, la voz cantada ayuda a desarrollar la creatividad.

Cuando una persona acepta su voz, hablada y cantada, la entiende y le da espacio para que salga, dejando atrás juicios, críticas y descalificaciones. Así, experimentará la complitud, la sensación de integración y plenitud que deriva de ser uno mismo.

El trabajo vocal dentro del DMI, dinámica musical integrativa.

Durante el entrenamiento del DMI, Dinámica Musical Integrativa, el alumno realiza diversas prácticas vocales, tanto individuales como grupales.

Recorre desde los ejercicios de respiración, ejercicios corporales, cantos armónicos, sonidos y el grito; hasta la entonación melódica y la creación de canciones, como técnicas para utilizar posteriormente en una Dinamización Musical Integrativa, con grupos diversos.

Vuelven los intensivos presenciales

Método DMI: Intensivo de verano
[2023] Barcelona.

El trabajo vocal va ligado al aprendizaje de una correcta respiración, al conocimiento técnico de nuestro aparato fonador, respiratorio y auditivo, para comprender, también fisiológicamente, cómo se relacionan entre sí y cómo nos beneficia aprender en forma integral sobre nosotros mismos.

Al finalizar la formación, los Dinamizadores Musicales Integrativos estarán familiarizados con su voz cantada y hablada, y por lo tanto, sabrán utilizarla al gestionar sus grupos de trabajo. Ayudando a otros a fortalecerse mediante la aceptación de sus propias voces.

Conclusión:

Conocer nuestra voz, es un trabajo profundo, íntimo y lleno de metáforas. En nuestras formaciones apostamos porque nuestros alumnos descubran mucho más de sí mismos, a través de la experimentación y exploración de la voz.

Descubrir la propia voz, es una labor verdaderamente hermosa, a la vez que removedora, catártica en ocasiones y dota a quien se descubre en su voz, de una fuerza y madurez diferente frente a la vida.

Cuidar tu voz, entenderla y aceptarla, es un acto puro de amor hacia uno mismo.

Cecilia Barrios // Musicoterapeuta



VUELVEN LOS INTENSIVOS PRESENCIALES

Método DMI: Intensivo de verano [2023] Barcelona.

otras vias de contacto!

  • Online
  • gestion@altraforma.org
  • +34678156237